El Abismo del Fin del Mundo

Continente: Europa

País: Inglaterra

Región: Eastbourne

Coordenadas: 50°43′00″N 0°14′30″E

 

Si alguna vez en la historia se ha creído que la Tierra era cuadrada y que debía de haber algún precipicio o abismo en el cual terminasen las tierras, este lugar define perfectamente la imagen que todos hubiéramos imaginado como tal. Combinado con la neblina que a veces tiene este emplazamiento, se dibuja una caída sin fin donde parece terminar el mundo que conocemos y empezar otro nuevo. Realmente podría tratarse del abismo del fin del mundo sino fuera por su línea de costa tan serpenteante en ambos sentidos (hacia la izquierda, en dirección al condado de Kent, y a la derecha, hacia Hampshire).

 

Ubicado al sur de Inglaterra, junto a la región de Eastbourne (dentro del condado de Sussex Oriental, este acantilado monstruoso conocido como “El Abismo del Fin del Mundo”, se eleva 162 metros sobre el nivel del mar en su parte más alta y ostenta el primer puesto en altura en toda Gran Bretaña. Pertenece al cabo Beachy y se compone básicamente de piedra caliza, de ahí su color blanquecino.

 

Según expertos científicos en cuestión, su formación esta en torno a 65-100 millones de años cuando toda la zona se encontraba cubierta por el mar y emergió de las profundidades en la Era Cenozoica (hace 65 millones de años). Constantemente, la imagen del acantilado va cambiando con el choque de las olas que va esculpiendo la zona de manera caprichosa provocando, a menudo, la caída de grandes bloques de rocas al mar.

Tiene multitud de vistas espectaculares y que nos cortaran la respiración si nos atrevemos a asomarnos al filo, algo parecido a lo que ya os conté en el post de El Preikestolen. Tiene un punto muy visitado al noroeste de Beachy Head, donde se forma una especie de cresta con la caída de la línea de la costa. Este lugar es conocido como “Siete Hermanas”. Es muy común, practicar senderismo en este lugar. Es de las actividades más recomendadas y solicitadas.

 

Por su pronunciada altitud, es un lugar predilecto para turistas que buscan tranquilidad y poder pasear durante horas con sus familias por toda la parte superior del acantilado, por fotógrafos por sus indudables paisajes fotográficos y por desgracia por suicidas. Ostenta el segundo puesto en número de suicidios (después del puente Golden Gate en San Francisco) con una cifra de entre 20-30 personas que se quitan la vida al año en este lugar. Actualmente, para evitar estos sucesos, hay patrullas que vigilan constantemente los acantilados y señales de advertencia con números telefónicos para dar asesoramiento y ayuda.

 

Un elemento característico de estos acantilados es su “guardián” de 43 metros de altura situado a pocos metros de la orilla del mar. Os hablo de un faro a rayas rojas y blancas cuya construcción se debe a la peligrosidad que estos acantilados tenían y tienen para la navegación. Existe un faro en la parte superior del acantilado, pero las continuas neblinas ocultaban los avisos de luz y se optó por levantar el de la parte inferior. Su construcción fue un poco rudimentaria e inusual puesto que instalaron un teleférico en la cima del acantilado que llevaba hasta abajo a trabajadores y materiales. Empezó a funcionar en el año 1902 con tres personas que se turnaban para mantener viva la luz, que da dos destellos blancos cada 20 segundos y que alcanza 26 millas mar adentro (42 kilómetros). En 1983 se automatizó todo su mecanismo para poder retirar a sus trabajadores.

 

Como cualquier paisaje espectacular que se precie, esta región ha servido como escenario cinematográfico de la película “The Living Daylights” o conocida en España como “007: Alta tensión” (1987), dirigida por John Glen y protagonizada por Timothy Dalton. Al principio de la película, aparece James Bond saltando en paracaídas desde un jeep que es lanzado al vacío desde la parte superior del acantilado.

También ha servido de escenario para algunos videos musicales, como por ejemplo al grupo “The Cure” en su videoclip “Just like heaven” o “Close to me”. O para algunas series de televisión británicas, entre ellas “The Prisioner” protagonizada por Patrick McGoohan.

Os dejo un video sobre este lugar

Categorías: PAISAJES | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “El Abismo del Fin del Mundo

  1. Un lugar muy fotogénico, no lo conocía. ¡Buena entrada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: